(Last Updated On: 5 junio, 2014)

Learning

Me acuerdo cuando estábamos en la escuela allá por los ochenta y la única manera de escuchar algo en inglés era a partir de las cintas de cassette que nos ponían nuestro profesor de inglés durante unos 10 minutos en las dos clases semanales.

¿Como íbamos a aprender un idioma con escucharlo tan solo unos minutos al mes? Es cierto que el resto del tiempo aprendíamos gramática y vocabulario, y esas listas de come-came-come, run-ran-run,… pero ningún nativo inglés ha aprendido nunca su idioma así. Si se ha estudiado de esta manera es porque no se tenían más medios al alcance del sistema educativo estatal. Cuando tus padres intentaban mejorar lo que había, acababan llevándote a las academias y éstas acababan por replicar el mismo sistema obteniendo los mismos resultados mediocres.

En aquellos tiempo en los quioscos no vendían prensa en inglés, ni revistas ni nada parecido, tan solo te podías suscribir por correspondencia a alguna de las publicaciones en inglés, que alguna vez tenias acceso en una academia. Ni hace falta decir que en la televisión, donde solo habían 2 canales y solo se emitía en el idioma de Cervantes. En el cine todas las películas estaban dobladas al castellano. Prácticamente era imposible escuchar a un angloparlante.

La suerte que podías tener era formar parte de una familia de clase media-alta acomodada que te pudiera enviar al extranjero los veranos o conseguirte un buen profesor nativo. Aprender inglés estaba casi reservado a los ricos.

De eso hace ya más de 25 años y las cosas han cambiado sustancialmente: con los nuevos televisores y la tdt ahora puedes poner en versión original muchos documentales, películas y series. Son pocos los hogares que no tienen Internet, y si no en cualquier biblioteca, centro social de barrio tienes acceso gratuitamente. Internet ha abierto una corriente inmensa de contenidos, a un precio ridículo, con publicaciones, vídeos y audios gratuitos y que hace 20 años hubiera sido impensable. Ahora tenemos profesores online en numerosos canales de en Youtube. Desde un par de clicks puedes leer todos los días las versiones online de los periódicos de Nueva York, Londres, Sidney o Hong Kong. O mejor que eso, puedes acceder a los blogs de las temáticas que más te apasionan en inglés.

  • ¿Quieres escuchar perfecto inglés de todos? Aquí tienes todos los canales de radio de BBC y de ABC Radio Australia.
  • ¿Te gustaría viajar por el mundo y aprender inglés u otros idiomas? Aquí tienes una red de personas de todo el mundo dispuestos a alojarte en su casa gratuitamente y mostrarte su cultura.
  • ¿Te gustaría matricularte a un curso en las mejores universidades del mundo como Stanford, Princeton, University of Toronto? Aquí tienes todos sus cursos gratuitamente.
  • ¿Quieres ver las charlas de los mejores especialistas de todos los campos de la sociedad? Aquí tienes las charlas de Ted.

Y todo esto es solo una pequeña porción de lo que puede dar de si las herramientas que tenemos a nuestro alcance todo los días, para aprender inglés, otros idiomas o una profesión convirtiéndote en todo un experto en innumerables campos del conocimiento. Todo esto era impensable hace 25 años y sin embargo…

NO LO APROVECHAMOS! ese es nuestro problema actual. Hemos pasado de no tener los medios a tenerlos a nuestro alcance pero ignorarlos. Preferimos pasar nuestro tiempo delante del ordenador como lo hacíamos (o seguimos haciendo) delante del televisor: nos postramos delante de la pantalla dejando que el tiempo pase, esta vez curioseando lo que publican nuestros “amigos” en facebook o viendo la nueva versión de Vídeos de Primera en youtube.

Somos perezosos. No tenemos la voluntad para aprender un segundo o incluso un tercer idioma, o incluso para aprender toda una profesión. Antes podíamos echar la culpa a que no teníamos suficiente dinero y que solo los ricos se podían permitir darse tantas posibilidades. Ahora que estas posibilidades están al alcance de cualquier hijo de vecino, casi nadie las aprovecha.

A lo mejor el éxito de los ricos no estaba en que ellos tuvieran más medios, sino que era en cambio una cuestión de voluntad, de esfuerzo personal y de una profunda dedicación que acaban dándoles éxitos en el plano profesional y personal.

Lo que hoy te dan las nuevas tecnologías del conocimiento ya lo hubieran querido para ellos la generación de nuestros padres o nuestros abuelos, ¿estás dispuesto a desaprovecharlo?

 

Mr Obrero
Comparto mis reflexiones sobre desarrollo personal, emprendimiento y economía, con el ánimo de alcanzar una vida enriquecida de experiencias, llena de sueños cumplidos y de metas aún por conseguir.
Mr Obrero

@MISTEROBRERO

Desarrollo personal para alcanzar el éxito en la Nueva Era 2.0
25 consejos para dejar de estar solo o sentirse solo en la vida https://t.co/lguWyFhHqn #Motivación - 5 meses ago